_

_

Garbanzos llegaron para quedarse

Garbanzos, origen, historia, fenicios, cartagineses, gastronomia, garbanzo
Garbanzos
Cicer arietinum para los recortados científicos. Los garbanzos son el más claro representante de la gastronomía popular española. En el siglo de oro no podía prescindir del rito cotidiano de la olla de garbanzos. Un dicho de la época dice:

Si era mendigo o pícaro disputaría la que a horas fijas se repartiría en la puertas del convento. Si hidalgo o artesano, se sentaría a la mesa en familia a esperar la aparición de la olla, que habían cocido con calma toda la mañana.
 
El papel que han representado los garbanzos en la alimentación española ha sido muy importante fue el culpable del nacimiento de una cocina regional. No hay recetario tradicional en el que el garbanzo no se parte de el.

¿Pero como llegaron los garbanzos? Llegaron al mediterráneo desde Asia occidental. Por el empeño de los fenicios (oriente próximo) quienes los implantaron en España. Y los cartagineses quienes fomentaron su cultivo y uso del garbanzo. Por medio del general Asdrúbal, quien mientras construía su fortaleza militar en Cartago nova, la actual Cartagena. No quería que los soldados permaneciesen ociosos, ¡que es eso del tiempo de descanso! pensaría. Obligaba a sus súbditos que sembraran garbanzos. Formando la base de la alimentación de la población. Consecuencia de ello es que las tierras conquistadas por los cartagineses, han quedado como el área de producción de garbanzo, como es el caso de de las islas del mediterráneo, zonas continentales de la península ibérica y los países del norte de África.

Las variedades mas comercializados en España son: Castellano: de tamaño medio o grande. Blanco lechoso: de calibre muy grueso, color amarillento muy claro, de ahí su nombre, tiene un alto contenido en hierro y magnesio. Venoso andaluz de tamaño muy grueso, destaca por la riqueza en hierro y calcio.

Las exigencias del garbanzo en cuanto a climas de veranos secos y cálidos han provocado que su cultivo y el consumo habitual, no se haya difundido a otros países europeos. Como curiosidad final. El pueblo romano hizo un gran uso de los garbanzos, cuyo nombre latino, cicer dio lugar a que Cicerón (el que prendió fuego a Roma) recibiera este apodo, por tener en la nariz una verruga en forma de garbanzo


El Otro Alimento
 
Llegaron para quedarse también Vetusta Morla. Cuando comencé con El Otro Alimento me propuse no abusar de ciertas bandas, entre ellas esta, vetusta morla. Y la razón de que sea incluida en esta ocasión es el vídeo que buceando por youtube me encontré de la canción Mapas. Una animación cuanto menos curiosa.


Un abrazo a las fuentes: Manual de los alimentos  ed. Alianza editorial

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada