_

_

Cebolla llorando a la historia

Fue el producto del campo que mayor diferencia tiene una diferencia de 12,75 veces entre lo que se paga en el campo 0,08 y lo que cuesta en los mercados 1,02, según el último índice deprecios en origen y destino (IPOD) que cada mes edita la COAG. Es la cebolla (o Allium cepa L, para los científicos), indispensable para casi cualquier elaboración culinaria.

Tiene forma redondeada, con un diámetro entre los 3-10 cm, pesando de media entre 100-250 g. Su interior está formado por capas gruesas, donde se acumulan los nutrientes de la planta. Hay quien no dudaría en decir que la buena cebolla es aquella con la que lloras, así que un consejo para que no os haga llorar es que donde la cortéis corra el aire.

La explicación de hacernos llorar al cortar cebolla, es que esta libera un aceite volátil con compuestos azufrados. Dicho compuesto se descompone al llegar a la lágrima del ojo y produce azufre que se convierte en ácido sulfúrico. Y este ácido es el que provoca el picor y el lagrimeo. Jamás se os ocurra tocaros la cara cuando lloréis, que estaréis llevando refuerzos a los ojos para llorar más.

Entre Asia Occidental y el Norte de África están sus orígenes, en zonas de Persia, India o Egipto, respectivamente. Los primeros vestigios de consumo de cebollas se remontan hace más de 5.000 años. Con un tratado medico en la India llamado Charaka-Sanhita en el que dice que son un excelente diurético y remedio contra enfermedades cardíacas, oculares o de las articulaciones. Por parte del pueblo egipcio eran muy valoradas, las cebollas, era uno de los alimentos principales en la dieta de los trabajadores de las pirámides, junto con ajos y puerros, además también se utilizaba en los sacrificios y funerales a modo de ofrendas.

Los pueblos griegos y romanos tanpoco se quedaron atrás en cuanto al consumo de cebollas, tenían la creencia de que fortalecía en las batallas cuerpo a cuerpo, por lo que se lo daban de comer a los soldados. ¿Será por comer cebolla lo que hizo que conquistaran tanto territorio? De las manos de  los romanos llegaron a las costas del mediterráneo. Por arte y oficio de la Edad Media se desarrollaron los bulbos de la cebolla provocando las variedades que podemos encontrar en los mercados. Ni que decir tiene que gracias a las conquistas del imperio español por el nuevo continente expandieron las cebollas en el continente americano.

Las cebollas son un 90% agua, son una buena fuente de potasio, y presentan cantidades significativas de calcio, hierro, magnesio y fósforo. Tienen un aporte de fibra, contenido mineral y vitamínico, que la convierten en un excelente alimento regulador del organismo, dicho así queda muy fino verdad.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada