_

_

Las espinacas de Popeye el marino

Los orígenes de la espinaca se apuntan hacia Asia, probablemente Persia. El nombre de espinaca deriva del término espina, debido a que los frutos de esta planta, cuando están en su punto de maduración, se encuentran con espinas.
Es una de las verduras de hoja mas completa que existen ricas en hierro, provitamina A y vitaminas C y E, es antioxidante donde los haya. Es también uno de los vegetales con mayor cantidad de proteínas y fibra (buenísima para eso mismo). Tiene muchas formas de ser elaborada: cruda, en ensaladas salteadas, en cremas, al vapor, con bechamel, o como relleno de canelones, pasteles y un largo etc, del que en Internet da debida cuenta. Personalmente aconsejo las formas menos cocinadas de consumir la espinaca. 

En la Primera Guerra Mundial se cuenta que los soldados franceses débiles bebían vino con un añadido a base de jugo de espinaca para recobrar fuerza, debido a la creencia de que el alto contenido de clorofila en esta planta otorgaba poder de recuperación. El tiempo ha demostrado que las espinacas aportan una gran cantidad de energía al consumirlas, y sino que lo pregunten a Popeye el marino.

Las primeras noticias de la introducción de la espinaca en Europa se remontan al siglo XI d.C. con la mano del pueblo musulmán, en su expansión hacia occidente. No obstante el aislamiento de la Península Ibérica durante la Edad Media a consecuencia del dominio árabe, freno la expansión del cultivo de espinacas hacia el viejo continente. Sería una vez reconquistada la mayor parte de la península y gracias a las cruzadas cuando, durante los siglos XV y XVI, llegarían las espinacas a zonas de Holanda, Inglaterra o Francia.

A continuación salto el charco hacia el continente americano de la mano de los europeos. En los años 20 del siglo XX, se convirtió en un alimento muy popular al conocerse sus excelentes propiedades nutritivas y alimentar a uno de los personajes más famosos de los tebeos norteamericanos: Popeye, el marinero que multiplica sus fuerza al comerlas.

El origen de Popeye el marino se produjo por un encargo de la Cámara de Productores de Espinacas de EE.UU. para popularizar la verdura entre los niños. El dibujante, Elzie Crisler Segar realizó la primera tira de Popeye el marino, publicada en The New York Evening Journal. Se popularizo el personaje y consiguió que las espinacas se vendieran, tal y como querían los productores norteamericanos. Además consiguiendo que esos hijos al convertirse en padres, infundían el consumo de espinacas entre sus hijos.

En la actualidad el cultivo de espinaca tiene como principales países productores China, Japón y Estados Unidos. España destaca entre las naciones punteras con unas 60.000 toneladas anuales. 


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada