_

_

De Valencia el Garrofón


Muy conocido en la comunidad valenciana, pero no por lo que primero puede venir a la mente, si lo lees mal. Es uno de los ingredientes de la paella valenciana.

En la Comunidad Valenciana y Catalunya se conoce como garrofó, en otros lugares, se le denomina judía garrofón o judía de Lima (o de Perú), en países latinoamericanos se encuentra como frijol de media luna o frijol de Madagascar.

El garrofón es una judía, alubia o frijol o como os apetezca llamarlo. Es aplanada y de tamaño bastante superior al resto de sus congéneres, de la familia de alubias Phaseolus lunatus.

El garrofón es verde en principio, como su vaina, a medida que va madurando en la planta se torna blanco, y pasando al color amarillo, significa que el garrofón se está secando. La forma de cocinar esta alubia es igual que la del resto de frutos de la familia de las fabáceas, a pesar de su gran tamaño, cuecen bastante rápido.

Al igual que otras legumbres, el garrofón, es un alimento energético rico en fibra, ácido fólico o vitamina B9 y minerales como potasio y hierro (este último de peor absorción que el procedente de alimentos de origen animal, ¡nadie es perfecto!), si bien su componente mayoritario es el almidón.

Gracias a los cultivos controlados, actualmente podemos encontrar garrofón casi todo el año. Se comercializa en tarros de conserva, seca y congelada, en estos casos conviene conocer su origen, pues a pesar de ser de la misma familia, no ofrece las mismas cualidades el garrofón valenciano que el que importan desde otros países del Centro y Sur de América, donde continúan su producción y exportación a precios más mucho bajos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada