_

_

¡Helado para todos! La línea del tiempo 2ª porción

En el post anterior de ¡Helados para todos! La línea del tiempo, hemos visto como de realizar sorbetes refrescantes se llego a elaborar el helado inventando la receta básica para hacer helado, hielo + leche + miel + zumos de frutas. Pero este manjar era solo consumido por Reyes y Marqueses.

En su producción más de consumo, intervino, el italiano Procopio en el año 1660 inventando una maquina que homogeneizaba las frutas, el azúcar y el hielo, con lo que se obtenía una crema helada, similar a la de hoy en día. Los heladeros italianos, guardaron el secreto de preparación de los helados, pero los vendedores ambulantes lo difundieron por toda Europa. Para el siglo XVIII, las recetas de helados ya estaban incluidas en los libros de cocina.

Para que se produjese su producción industrial fue necesario que la elaboración cruzara el charco a America del Norte. En 1846, Nancy Jhonson, inventó la primera heladora automática, supuso la base para el surgimiento del helado industrial.

El hielo era esencial para elaborar los helados pues no existían maquinas refrigeradoras ni que produjeran hielos. Se soluciono este problema utilizando dos recipientes de madera o de estaño, uno metido dentro del otro. En el más pequeño de estos recipientes se preparaba la mezcla de helado. Ya se había descubierto que la sal en grano hace bajar la temperatura del hielo y que este duraba más tiempo. Por lo que rellenaban el espacio entre los recipientes con hielo y sal. Se batían las bebidas y jugos de frutas azucarados a temperatura inferiores a las normales, dando lugar a los primeros helados de textura cremosa. Después de mezclar los ingredientes, se dejaba la mezcla en el recipiente, y el helado quedaba listo.

Con la llegada del siglo XIX, se inventaron las primeras máquinas de hacer hielo lo que facilitó la producción en masa de helados.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada