_

_

Magdalenas algún origen y quizás historia

Otros solo intenta despertarse por las mañanas con mejor o peor suerte. Otra vez vuelvo a fijarme en un elemento que en mayor o menor medida todos en algún momento tenemos en el desayuno o en la merienda. Quien no ha comido las magdalenas.

Además de los ingredientes que suelen contener para su elaboración huevos, azúcar, mantequilla, harina, levadura y ralladura de limón. Contiene una importante dosis de historia, aunque difuminada e incierta.

Sus orígenes parecen encontrarse por un lado en Francia, cuenta la historia que una joven criada llamada Madeleine Paulmier, elaboró estos pastelitos para el rey de Polonia Stanislas Leszczyński, que tenía allí un palacio. Aunque por tierras Francesas tienen forma de concha.

Otro posible origen se remonta a los peregrinajes a Santiago de Compostela. Una joven llamada Madalena les servía a los peregrinos unos pastelitos en forma de concha, símbolo de este peregrinaje. Las "madalenas" se extendieron a lo largo de los caminos de Santiago.

Esta última historia explica la razón de lo arraigadas de las magdalenas en España. Y confirma que sus características “rugosidad” son para imitar la forma de las conchas. Pero atentos que la cosa continúa.

Su nombre que en teoría es magdalena, pero que de forma muy habitual se le llama madalena, pero nunca confundir con muffins que no son lo mismo.

Tiene una referencia destacable en el libro: En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust en que el narrador recobra la memoria de su infancia después comer una magdalena mojada en té.

Finalmente las magdalenas también tienen su frase echa “llorar como una magdalena” esta expresión viene dada por la biblia pues María Magdalena siempre representada como alguien que llora por cosillas que suceden al protagonista de la biblia y recuerda a lo que sucede cuando introduces una magdalena en leche.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada