_

_

Salsa Pesto


Continuando con el paseo de lo que Italia ofrece al mundo por medio de su gastronomía, hay que hacer una parada obligada por una de las elaboraciones básicas de la cocina italiana, la salsa al pesto. Los ingredientes de los cuales esta compuesta, al igual que las palabras de Jesucristo al ser crucificado son 7: unas 20 hojas de albahaca fresca, 2 dientes de ajo, 40 gramos de piñones, 70 gramos de queso parmesano recién rallado, aceite de oliva, pimienta blanca recién molida y sal (las cantidades dependen de cuanto pesto quieras)

La forma tradicional de hacerla es en un mortero. El propio nombre de Pesto viene del genovés "pestare", que significa machacar o moler en un mortero, pero también puede ser realizada con la ayuda de una batidora. De la ciudad de Genova es donde se adjudica el origen de esta salsa que suele ser usada para acompañar a la pasta.

La base de esta salsa, la albahaca, dando como señal del origen, en la zona Genovesa de la Liguria (donde cuenta con una denominación de origen de albahaca). Un lugar por excelencia para el crecimiento de la albahaca, allí el Basilico, como se la llama en Italia, es muy cultivado. Llego esta región gracias a los marinos que atracaban sus barcos en su puerto y descargaban ahí todas las mercancías que portaban de la India.

Se cree que uno de los ancestros directos del pesto sería una variante de la agliata, una especie de escabeche de aceite, tomate, ajo y vinagre, que utilizan antiguamente los pescadores para poder conservar los alimentos. Durante el renacimiento esta salsa, se expandió en el nordeste de Italia, desde el puerto de Génova. La primera receta escrita del pesto como tal se remonta al siglo XIX.

La suma que hay que hacer para conseguir la salsa al pesto es: 

((Tostar los piñones + dientes de ajo limpios) + ponerlos en el mortero + sal) = ((machacar hasta hacerlos puré) + (hojas de albahaca fresca) + machacado) = (hasta conseguir una pasta homogénea) +  queso parmesano rallado =  (machacar hasta pasta consistente) + agregar el aceite de oliva poco a poco removiendo = conseguir la textura deseada + salpimentar = salsa pesto lista para consumir.

Imagen: www.webderecetas.es  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada