_

_

Chirimoya prehistórica

Prehistórica, ya que después de escribir sobre el mango no me salgo de aquella época tan lejana e incierta, para hablar de otra fruta que a llegado también hasta nuestros tiempos, la chirimoya. El nombre que para los científicos recibe es Ancona chirimoya, pero todo el mundo que por suerte la conoce la llama chirimoya.

La piel que tiene es escamosa recubriendo una pulpa de color crema y unas cuantas semillas negras incrustadas en el interior. El tamaño de esta fruta varía en función de la variedad. Su sabor se define como un cruce entre el plátano y la pera. Pero indudablemente es mejor comerla para que cada uno saque la comparativa con el sabor. Esta fruta madura en invierno por lo que es su mejor época.

Originaria de Sudamérica, concretamente de los Andes, de Perú y Ecuador. Es allí donde es mas popular pero se ha propagado a otras zonas tropicales y cálidas. Los navegantes españoles la denominaron "manjar blanco" cuando la descubrieron en América y de ahí la llevaron a África y a Oriente.

También es cultivado en Madeira y en las Canarias con el fin de venderse por Europa. Aunque la que se consume en España casi en su totalidad es de Málaga y Granada. Se sabe cuando las chirimoyas están maduras porque la piel pasa de verde oscuro a verde claro y está blandita pero sin pasarse. Si el rabo se desprende del fruto, es mala señal, quiere decir que está demasiado madura.

Las chirimoyas tienen el inconveniente de que no se conservan durante mucho tiempo. Deben encontrarse protegidas, ya que su piel es muy sensible (aunque no lo parezca a la vista) y se vuelve negruzca fácilmente. Sin embargo, se pueden consumir sin ningún problema aunque la piel adquiera dicha coloración oscura.

Los nutrientes que aporta al organismo son en cuanto a su valor calórico superior a la media de las frutas (160cal/und) debido a su gran cantidad de azucares. Es también rica en potasio, vitamina C, ácido fólico y la amiga del baño la fibra. Sin olvidar su componente mayoritario el agua.

Como curiosidad decir que las semillas de la chirimoya se emplean como insecticida en algunos países. Reduciéndolas a polvo, a continuación son mezcladas con ceniza y pasadas por un tamiz. Al parecer este insecticida es potente, nunca lo hubiera imaginado. Para acabar según la Real Academia Española, (la RAE para los amigos) chirimoya en un lenguaje coloquial despectivo significa: cabeza de una persona.

Un abrazo a: Ingredientes ed. Konemann, el gran libro de las frutas ed. Integral, OCU-compra maestra, http://www.euroresidentes.com, http://www.consumer.es/, http://www.rae.es, imagen: http://www.lafruteriatropical.com,   


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada