_

_

Uvas Origen y Historia

En estas fechas tan señalas, me llena de orgullo y satisfacción hablar de un elemento muy tradicional, entre otros, de las navidades. Las uvas que tomamos en noche vieja.

Comer uvas en Nochevieja se remonta a principios del siglo XX, es exclusiva de España -en Italia lo hacen con lentejas guisadas- y se debe a intereses económicos. La producción de uvas de 1909 fue tan buena como excesiva, y a los cosecheros se les ocurrió eliminar todo el excedente corriendo la voz de que la suerte acompañaría a quienes despidieran el año tomándose una por campanada. Surtió efecto, y desde entonces, enteras, peladas, con pepitas o sin ellas, se ha adoptado tal costumbre de generación en generación.

La uva o grano de uva es el nombre que recibe el fruto que crece formando racimos de la vid común o vid europea. Pertenece al género Vitis de la familia de las Vitáceas, que incluye unas 600 especies de arbustos, por lo general trepadores y que producen frutos en baya, propios de países cálidos y tropicales. Dentro del género Vitis se incluyen unas 20 especies cultivadas por sus frutos y algunas por sus hojas que se consumen como cualquier verdura.

Los botánicos sitúan el origen de la uva cultivada en Europa en la región asiática del mar Caspio, desde donde las semillas se dispersaron hacia el oeste por toda la cuenca mediterránea. Los antiguos griegos y romanos cultivaban la vid y ambas civilizaciones desarrollaron en gran medida la viticultura. Los últimos continuaron con esta práctica y extendieron el cultivo de vides por todo su territorio colonial. A partir del año 1800 comienza el cultivo de vides protegidas con vidrio en los países fríos, de manera que aumentó notablemente la calidad de las uvas producidas. Más adelante comenzaron a construirse invernaderos provistos de calefacción para el cultivo de las vides.

Los victorianos convirtieron el cultivo de las uvas de postre bajo vidrio en un arte que podían permitirse el calor y la mano de obra para producir racimos perfectos prácticamente todo el año. Ahora, los invernaderos mas económicos y los túneles de plástico son asequibles para la mayoría de jardineros y se pueden cultivar muchas variedades con poco calor adicional o sin el.

Fueron los colonos españoles los que introdujeron la vid en América del Norte, desde donde se extendió por todo el continente, pero el intento fracasó a consecuencia de los ataques de parásitos y las enfermedades. Como resultado de ello, a finales del siglo XIX la explotación de la vid en Europa sufrió un gran golpe tras la contaminación por un insecto americano llamado filoxera. En 30 años se propagó la plaga por todos los viñedos y éstos estuvieron a punto de desaparecer, lo que obligó a adoptar las vides americanas resistentes a la plaga como patrones de la vid europea, y se obtuvieron variedades resistentes, fruto de la hibridación de ambos tipos de plantas.

Agradecimientos a, http://www.aecyt.com/, http://www.consumer.es/, http://www.wikipedia.es/, el gran libro de las frutas,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada