_

_

Cataluña, su Butifarra


No me refiero al juego de cartas con el mismo nombre, sino al embutido compuesto por carne picada de cerdo, con sal, especias y demás condimentos. La fecha exacta del origen se pierde en el tiempo. Puesto que el ser humano tiene una gran afición en introducir carne condimentada dentro, por lo general, de tripas de cerdo. Lo que si queda claro es que su origen esta en Cataluña.

Hay muchas variantes de butifarra, pero solo dos tipos de clasificación de las mismas:

Frescas. Las cuales tienen que ser cocinadas para poder ser consumidas. En un simple vistazo parecen salchichas normales pero más gordas. Y es que la diferencia esta en el interior. No contiene grasa sino carne magra de lomo y de otros recortes de carne magra de cerdo.

Cocidas. O lo que es lo mismo todas las demás. Aquí se rigen por la ley de imaginación al poder. Las más comunes son, butifarra negra que contiene además de la carne magra de cerdo sangre. Butifarra blanca, realizada solo y exclusivamente con carne magra.

En cada zona de España se realizan diferentes tipos de butifarras, negra, blanca, las más conocidas y también las hay de hígado, trufadas, de perol, de cebolla, piñones y otras tantas. Centrándonos en las catalanas, destacar que existe la butifarra dulce “botifarra dolça”, azucarada, original de Figueras. En la zona de Tarragona se hacen las butifarras culana y de lengua. En la Segarra es muy conocido el tipo de butifarra llamado danegal. Es más a nivel internacional en Colombia tienen su propia butifarra es de tipo de las frescas y con una característica forma redondeada.
El otro alimento

En El Otro Alimento siempre están las canciones que alimentan el espíritu. Es indudable que para gustos lo colores, pero Quique Gozález no podía faltar más tiempo. Y la canción de a continuación es una de las mejores de su discográfica (con permiso de Crece la Hierba y otras tantas) llamada “Hay Partida”



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada